Recetario Magistral sufre duro traspié en la Comisión de Salud, de la Cámara de Diputados.

¿Primó el lobby de la industria farmacéutica por sobre los intereses de los enfermos?

1045

En el proyecto de Ley Fármacos II, que actualmente se ve en la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados, existen muy pocas indicaciones que finalmente signifiquen un aporte importante encaminado a obtener, para los enfermos, una rebaja significativa en el precio de sus medicamentos.

Con excepción de los fármacos genéricos, Chile con sus fármacos de marca, así como también los innovadores u originales, cuenta con los precios tal vez más elevados del mundo.

Entre las pocas indicaciones que son un aporte para los enfermos se encuentran las número 74 y 75, del artículo 127. Estas indicaciones están relacionadas con el Decreto 79/2010 que regula lo referente a los Recetarios Magistrales. Estas son una excelente arma que permitiría rebajar los precios en cientos de medicamentos diez o más veces.

Prolmed, organización que agrupa a las empresas farmacéuticas extranjeras propietarias hoy de los ex principales laboratorios nacionales, ha desarrollado un lobby feroz con el fin de que eliminen las indicaciones en la Ley de Fármacos 2, apoyadas por la Diputada Claudia Mix del Frente Amplio y por los señores Diputados de RN y UDI, Javier Macaya, Sergio Gaona y Jaime Bellolio.

Los cambios al Decreto 79/2010, hace más de tres años, fueron solicitados y aprobados en la Cámara de Diputados en forma unánime y transversal.  El gobierno anterior, haciendo oídos sordos a la voz de quienes representaron a todos los enfermos de Chile, se negaron a efectuar las medidas correctivas pertinentes a este proteccionista decreto.

Lamentablemente, el actual gobierno se quedó también en las promesas iniciales del señor Presidente Sebastián Piñera quien, en sus propuestas para salud antes de las elecciones, prometió potenciar el recetario magistral, algo que obviamente al parecer ya olvidó.

Confiaba en que nuestros honorables diputados recordarían todo ello y no fallasen en contra de los cientos de miles, tal vez millones, de enfermos chilenos imposibilitados de acceder hoy a sus tratamientos, debido al abuso extremo en los precios de los laboratorios, especialmente los extranjeros establecidos en nuestro país y quienes se dan el lujo de cobrarnos cinco, seis y hasta diez veces más por sus medicamentos respecto a lo que cobran por los mismos, incluso en la comunidad europea.

Lamentablemente, “San Dinero”, patrono de la industria farmacéutica extranjera, le cumplió los deseos a Prolmed y nuestros legisladores han bajado las indicaciones 74 y 75 de la Ley de Fármacos 2.

Los enfermos chilenos merecemos que nuestros diputados, que hace tres años votaron en forma unánime y transversal solicitando se modificase el Decreto 79/2010, nos expliquen porqué hoy, para la Ley de Fármacos 2 desconocen su voto de entonces, dejándonos indefensos a cientos de miles de enfermos.

Necesitamos una razón muy clara. También yo, pues soy un enfermo más con varias patologías a cuesta.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here